Fobias > Más Comunes

Las 10 Fobias más Comunes

Las fobias son uno de los trastornos de ansiedad más comunes, pero ¿a que le tenemos más miedo? ¿Hay fobias más comunes que otras?

Fobias más Comunes

Las siguientes fobias son los diez miedos irracionales más comunes que llevan a síntomas de ansiedad como la aceleración cardíaca, mareos y náuseas, llegando en algunos casos a convertirse en un ataque de ansiedad en toda regla.

1. Aerofobia

Aerofobia => Fobia a los Aviones

Se estima que la aerofobia (miedo a volar) afecta a alrededor del 10% de la población adulta, a pesar de que los accidentes aéreos son en realidad poco comunes.

Esta fobia puede estar relacionada con la claustrofobia y la acrofobia, ya que implica estar en un espacio cerrado y a gran altura, pero en la mayoría de los casos está relacionada con el miedo a tener un accidente y la sensación de falta de control de la situación como pasajero.

Los síntomas de la aerofobia incluyen desorientación, mareos y ansiedad extrema.

En la actualidad cada vez más psicólogos tratan esta fobia utilizando una exposición gradual mediante gafas de realidad virtual que simulan el vuelo. Los entornos virtuales suelen incluir desde el taxi hacia el aeropuerto, la sala de embarque, y las diferentes fases del vuelo.

2. Aracnofobia

Aracnofobia => Miedo a las Arañas

Dentro de la fobia a los animales, el miedo intenso a las arañas es la miedo más común. Se estima que aproximadamente el 7% de la población mundial padece de este trastorno, por lo cual es uno de los más estudiados.

Las arañas pueden causar rechazo y desagrado en la mayoría de las personas, pero un aracnofóbico tiene una respuesta más intensa y exagerada. Ataques de pánico, sudoración, hiperventilación y sentimientos de peligro, son algunos de los síntomas que las personas aracnofóbicas pueden experimentar tan solo con pensar en encontrarse con una araña.

Se trata de un miedo tan común que varias películas juegan con nuestro temor natural a las arañas. Los largometrajes "Aracnofobia" o "Tarantula" son dos ejemplos claros.

3. Acrofobia

Acrofobia => Miedo a las Alturas

Muchas personas sufren un gran temor a las alturas sin ser conscientes de que existe una fobia asociada a esta situación. Es preciso diferenciar la Acrofobia del vértigo, ya que si bien se relacionan muy estrechamente, son trastornos con síntomas diferentes

El vértigo puede ser un síntoma de la acrofobia, y se caracteriza por una sensación de movimiento y pérdida de equilibrio. Puede encontrarse en otros trastornos y sus causas se asocian con problemas en el oído interno o en el tronco encefálico, especialmente en aquellas zonas relacionadas con el equilibrio.

En cambio, el temor a las alturas usualmente es producto de una caida traumática, y se encuentra acompañado de síntomas como un acelerado ritmo cardíaco, problemas digestivos, temblores y sudoración.

4. Cinofobia

Cinofobia => Fobia a los Perros

La cinofobia (miedo a los perros) suele estar asociada con ser mordido o perseguido por un perro durante la infancia. Este evento puede ser traumático y conducir a una respuesta de miedo que dure hasta la edad adulta.

El temor a los perros es una una de las fobias más comunes, ya que afecta a aproximadamente el 5% de la población.

La cinofobia no es sólo es el temor hacia los perros desconocidos, sino que se trata de un miedo irracional y excesivo que puede llevarte por ejemplo a evitar caminar por una determinada calle por saber que hay un perro viviendo en una de las casas.

5. Claustrofobia

Claustrofobia => Miedo a los Espacios Cerrados

Otra de las fobias más comunes es el miedo a los lugares cerrados o reducidos. Se presenta en aproximadamente el 5% de la población, y consiste en un pánico intenso e irracional a quedar atrapado o no poder recibir ayuda en caso de sufrir un ataque de pánico.

La Claustrofobia es causada habitualmente por una experiencia traumática en un lugar cerrado, y se basa especialmente en pensamientos o presentimientos que pueden no tener sentido, no obstante, crean una gran variedad de síntomas que paralizan a la persona y la incapacitan.

Algunas personas claustrofóbicas suelen quedarse cerca de la salida en habitaciones sin ventanas, suelen evitar subir a ascensores e incluso las congestiones de trafico. En los casos más graves de claustrofobia, el mero hecho de cerrar la puerta del cuarto de baño puede desencadenar ansiedad y pánico.

6. Misofobia

Misofobia => Fobia a los Gérmenes y a la suciedad

Las personas que sufren de misofobia, también conocida como verminofobia, tienen un miedo excesivo a los gérmenes, las bacterias y a la suciedad, siendo una fobia muy frecuente entre las personas que padecen un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC).

Evitar el contacto con los demás, lavarse obsesivamente las manos y pasar demasiado tiempo limpiando son signos comunes de misofobia.

Además, es habitual en personas misofóbicas evitar el contacto físico con otras personas por temor a la contaminación, el uso excesivo de desinfectantes y el seguimiento y preocupación excesiva por las noticias relacionadas con brotes de enfermedades como el coronavirus.

Las personas que padecen esta fobia también pueden evitar las zonas en que creen que es más probable que haya gérmenes, como los centros médicos, farmacias y hospitales.

7. Glosofobia

Glosofobia => Miedo a Hablar en Público

Los nervios previos a hablar en público se encuentran presentes en la mayoría de los oradores, no obstante, cuando se convierten en una sensación de ahogo y ansiedad, la persona se encuentra frente a un cuadro de glosofobia: temor a hablar en público.

Al contrario del nerviosismo o el miedo común a hablar frente a muchas personas, este tipo de fobia se caracteriza por la producción de una angustia tan intensa, que puede devenir en un ataque de pánico.

Su causa más común suele ser uno o varios incidentes traumáticos ocurridos al estar rodeado de personas, unido al sentimiento de vergüenza, y una serie de creencias adversas relacionadas con el hablar en público.

El miedo a hablar en público se da de forma habitual en las personas que sufren de fobia social, pero es importante remarcar que no todos las personas que tienen miedo a hablar en público sufren un trastorno de ansiedad social (fobia social).

8. Astrafobia

Astrafobia => Miedo a los rayos y truenos

También conocida como brontofobia, es el miedo a los rayos, truenos, tormentas y tempestades. Es común asustarse o sobresaltarse al escuchar un relámpago, no obstante, las personas con este trastorno pueden sufrir un ataque de pánico con solo la expectación del inicio de una tormenta.

Se trata de un temor muy común en niños, pero si persiste hasta la edad adulta, puede devenir en una Astrafobia

Un astrafóbico puede chequear a menudo los reportes meteorológicos y cambiar sus planes de forma radical si sabe que se acerca una tormenta, encerrandose en casa o en un lugar que consideren seguro. Taquicardia, dolor en el pecho e incluso temblores son síntomas comunes cuando finalmente se exponen a la tormenta.

Como dato curioso, los perros y los gatos también pueden padecer esta fobia.

Tripanofobia

Tripanofobia => Fobia a las agujas

La tripanofobia es el miedo a las inyecciones. Esta fobia común también está asociada con el temor los médicos y hospitales y puede llevar a las personas a evitar tratamientos médicos importantes.

Cuando las personas que padecen esta fobia tienen que ponerse una inyección, pueden experimentar un temor extremo y un aumento importante del ritmo cardíaco. Algunas personas incluso se desmayan durante la inyección.

Debido a la angustia que puede producir estos síntomas síntomas, las personas con esta fobia a veces evitan a los médicos, dentistas y otros profesionales de la medicina, incluso cuando tienen una enfermedad o otra problema físico que precise atención médica.

10. Agorafobia

Agorafobia

Se estima que casi un 1% de la población adulta sufre de agorafobia.

Clasificada en su propia categoría separada de las fobias específicas, este tipo de trastorno de ansiedad hace que una persona entre en pánico cuando se expone a ciertos lugares o situaciones en los que siente que no tiene control o que puede ser difícil escapar.

Los síntomas de la agorafobia pueden incluir:

  • Miedo a las multitudes
  • El miedo a los espacios abiertos
  • El miedo a salir de casa solo
  • El miedo al transporte público (autobuses, trenes...)
  • El miedo en espacios cerrados (como la claustrofobia)
  • El miedo a estar solo, también es común en la agorafobia.

En caso de sufrir alguna fobia, lo verdaderamente importante es como afecta a tu vida cotidiana.

Por ejemplo una fobia tan común como la Aracnofobia no suele requerir tratamiento, ya que no suele tener un gran impacto en la calidad de vida de la persona. En cambio, fobias menos frecuentes como la Sitiofobia (fobia a la comida) o la Oneirofobia (fobia a dormir) suelen requerir de ayuda psicológica por motivos obvios.

<< CLASIFICACIÓN DE LAS FOBIAS
>> FOBIAS MÁS RARAS

Sobre Eva Mª Vallejo

fobiass.com

Me llamo Eva Mª Vallejo, soy la creadora de fobiass.com y durante más de 15 años he trabajado como Psicóloga en Palma de Mallorca especializada en el tratamiento de fobias y trastornos de ansiedad.