Acrofobia

Causas | Síntomas | Tratamiento | Superar la Acrofobia | Fobias relacionadas

La acrofobia es el miedo intenso e irracional a las alturas especialmente cuando se da en lugares poco elevados. Es un trastorno de ansiedad que deriva de nuestro miedo natural y evolutivo a caernos y hacernos daño.

Acrofobia: Miedo a las Alturas

La palabra acrofobia proviene del griego akros que significa alturas, y de fobos miedo.

Datos rápidos sobre la acrofobia:

  • Entre las situaciones más comunes que activan la acrofobia se encuentran bajar escaleras, mirar desde la ventana de un edificio, pasar por un puente o subir a un avión.
  • Los síntomas principales son ansiedad en lugares elevados y el miedo a marearse o resbalarse y caer.
  • El tratamiento más efectivo de la acrofobia incluye el uso de realidad virtual pudiendo configurar la altura del entorno virtual con un solo click.
  • Se calcula que el miedo irracional a las alturas afecta aproximadamente a un 5% de la población, siendo dos veces más común en mujeres que en hombres.

Es normal sentir cierto mareo o nervisosismo al estar en un lugar elevado, por ejemplo al mirar hacia el suelo desde lo alto de un rascacielos. Se trata de un mecanismo evolutivo que nos ha ayudado a sobrevivir como especie.

Pero para una persona acrofóbica, el miedo a las alturas es mucho más intenso y desproporcionado pudiendo llevarle a padecer ataques de pánico e incluso a evitar todo tipo de lugares elevados, lo que suele acabar afectando su calidad de vida.

Causas de la Acrofobia

La explicación más aceptada es que el miedo a las alturas deriva de nuestro miedo natural a caernos y hacernos daño o morir. La acrofobia aparece cuanto este temor se lleva al extremo, normalmente debido a un acontecimiento traumático relacionado con las alturas o como un comportamiento aprendido durante la infancia.

Las causas más comunes de acrofobia son:

  • Caerse de un lugar alto y tener que convivir durante un tiempo con las heridas de la caída.
  • Ver como alguien cae desde un lugar elevado (e incluso muere).
  • Tener un ataque de pánico u otra experiencia negativa estando en un lugar elevado.
  • Observar e imitar durante la infancia la reacción de temor y ansiedad de uno de tus padres o conocidos ante las alturas.

Aparte, existe una predisposición genética a padecer acrofobia, por lo que es habitual que pueda darse en varias personas de la misma familia.

Síntomas de Acrofobia

El principal síntoma de la acrofobia es un miedo intenso a las alturas marcado por el pánico y la ansiedad.

Para algunas personas, sólo las alturas extremas desencadenan este miedo. En cambio otras pueden temer cualquier tipo de altura, incluso pequeñas escaleras de mano o subirse a un taburete.

Los síntomas principales de la acrofobia suelen incluir:

  • Mareos y sensación de vertigo. Sentir que pierdes el equilibrio cuando miras hacia arriba en un lugar alto o hacia abajo desde una altura.
  • Ansiedad y miedo cuando tienes que subir escaleras o mirar por una ventana.
  • Sentirte mareado y ansioso al pensar en un lugar elevado o incluso al ver una fotografía tomada desde las alturas.
  • Evitar las alturas, incluso si te hace la vida diaria más difícil.
  • Tener miedo miedo extremo a quedarte atrapado en algún lugar alto.
  • Miedo a las alturas conduciendo por ejemplo por encima de un puente o junto a la ladera de un acantilado
  • Temblores al enfrentarte a las alturas.
  • Tensión muscular
  • Dolor o opresión en el pecho, y aumento de los latidos del corazón.
  • Quedarte paralizado.
  • Sudoración
  • Sensación de falta de aire e incluso ataques de pánico.
  • Sentir la necesidad de arrastrarte, arrodillarte o descender inmediatamente al estar lejos del suelo.

>> REALIZAR TEST DE ACROFOBIA

Tratamiento

Entre los tratamientos más efectivos de la acrofobia destacan:

  • Terapia Cognitivo Conductual: este tipo de terapia se centra en modificar los pensamientos irracionales relacionados con las alturas y modificarlos por otros más adaptativos. A parte incluye la exposición gradual progresiva y técnicas de relajación y afrontamiento.
  • Exposición gradual progresiva a las alturas: se trata de exponerte muy lentamente a los lugares elevados. Es habitual empezar por ver fotografías tomadas desde lo alto de un edificio, ver videos de personas escalando, e ir aumentando progresivamente la exposición. Por ejemplo subir encima de un taburete, una escalera de mano, asomarse a un balcón de la mano del terapeuta, etc
  • Terapia con realidad Virtual: dentro de las terapias de exposición destaca el uso de entornos virtuales. Sus principales ventajas son la seguridad que proporciona saber que estás dentro de un entorno virtual, y la facilidad de configurar la altura con un solo click, lo que permite aumentar progresivamente la intensidad de la exposición sin tener que salir del despacho el psicólogo.
  • Medicamentos: en los casos más graves puede ser recomendable combinar la terapia psicológica con el uso de medicamentos tranquilizantes para aliviar los síntomas y poder avanzar en el tratamiento.

El siguiente video es un ejemplo de realidad virtual para el tratamiento de la acrofobia. Al ponerte las gafas de RV entras en una simulación en la que estás en lo alto de un edificio. Recuerda que la altitud es ajustable.


Al girar la cabeza, las gafas de realidad virtual captan tu movimiento y la imagen de las vistas desde la azotea del edificio se mueve contigo.

Superar la Acrofobia

  • Preparate: busca información sobre las fobias y su tratamiento. Todo lo que aprendas te ayudará a manejar tu miedo a las alturas.
  • Aprende a relajarte: las técnicas de relajación, incluyendo la meditación, el yoga, los ejercicios de respiración y la relajación muscular progresiva, pueden ayudarte a hacer frente tanto al estrés como a la ansiedad. Hacer ejercicio regularmente también puede serte útil para disminuir tu acrofobia.
  • Visualiza el éxito: una actitud positiva es clave. Visualízate en un lugar elevado, seguro de ti mismo y de tu entorno.
  • Tómatelo con calma: superar la acrofobia no es algo que se pueda hacer en dos días. Se necesita tiempo y una aproximación muy, muy gradual. Superar una fobia es más una carrera de fondo que una cuestión de velocidad. Ten paciencia, y se comprensivo contigo mismo sobretodo en los días malos.
  • Busca ayuda psicológica: si pasa el tiempo y ves que no consigues vencer tu miedo a las alturas por tus propios medios, no te avergüences de buscar la ayuda de un psicólogo. La acrofobia responde muy bien al tratamiento psicológico. Con la ayuda adecuada, puedes aprender a superar tu fobia a las alturas y seguir adelante con tu vida.

Fobias relacionadas con la Acrofobia

La acrofobia puede estar relacionada con el vértigo y con otras fobias como la aerofobia, la batmofobia o la climacofobia, e incluso en algunas ocasiones puede confundirse con ellas o darse simultáneamente.

Ilingofobia

El vértigo real es una condición médica que causa una sensación de giro y mareo. La ilingofobia es una fobia en la que el miedo a desarrollar vértigo puede llevar a síntomas parecidos al vértigo.

La acrofobia también puede inducir a sensaciones similares.

Batmofobia

El miedo a las pendientes y escaleras, llamado batmofobia, a veces está relacionado con la acrofobia. Si eres batmofobico, puedes entrar en pánico sólo con ver una pendiente empinada, incluso si no tienes necesidad de subirla. Aunque muchas personas con batmofobia tienen acrofobia, la mayoría de los que sufren acrofobia no experimentan también bathmofobia.

Climacofobia

La climacofobia es el miedo a subir escaleras o cuestas. Este temor está relacionado con la batmofobia, excepto que generalmente la climacofobia sólo ocurre cuando subes escaleras o contemplas la posibilidad de subirlas. De este modo, si eres climacofóbico, probablemente no experimentes miedo al ver escaleras empinadas mientras puedas permanecer seguro donde estás. Esta fobia puede darse conjuntamente con la acrofobia

Escalofobia

La escalofobia es el miedo a las escaleras mecánicas, y suele estar relacionado con el miedo a las alturas, el miedo a la caida, y el miedo a quedarse enganchado en la escalera mecánica.

Aerofobia

La aerofobia es el miedo a volar. Dependiendo de la severidad de tu fobia, puedes tener miedo a los aeropuertos y a los aviones, o puedes sentir el miedo sólo cuando estás en el aire. La aerofobia puede ocurrir ocasionalmente conjuntamente con la acrofobia.

La acrofobia es un trastorno de ansiedad que responde muy bien al tratamiento psicológico. Si ves que no eres capaz de superar el miedo a las alturas por tus propios medios, no dudes en buscar la ayuda de un profesional

Sobre Eva Mª Vallejo

fobiass.com

Me llamo Eva Mª Vallejo, soy la creadora de fobiass.com y durante más de 15 años he trabajado como Psicóloga en Palma de Mallorca especializada en el tratamiento de fobias y trastornos de ansiedad.