Miedo a las alturas conduciendo

Todos hemos sentido nerviosismo al conducir por la ladera de una montaña… pero quienes sufren de miedo a las alturas cuando conducen pueden experimentar síntomas mucho más intensos, como ansiedad, taquicardia, falta de aire o temblores.

Coche subiendo puente | miedo alturas conduciendo

El miedo a las alturas, también denominado acrofobia, es una fobia específica que representa todo un reto para los conductores, especialmente en escenarios difíciles:

  • Bordes de acantilados.
  • Puentes.
  • Cuestas empinadas.
  • Laderas de montañas.

Síntomas del miedo a las alturas conduciendo

Dentro de sus síntomas predomina el sentimiento de miedo y ansiedad, así como la creencia de que algo terrible ocurrirá, como un accidente. Si la acrofobia es muy grave, los conductores pueden quedar paralizados de miedo, mientras su mente se llena de imágenes aterradoras: la caída del vehículo por la ladera, un deslizamiento de tierra o un accidente de tránsito en medio de un viaducto.

De forma simultánea a estas reacciones, aparecen los síntomas físicos típicos de toda fobia, y bastante aterradores cuando te encuentras conduciendo a una gran altura: taquicardia, opresión en el pecho, dificultad para respirar, sudoración excesiva, dolor de estómago, temblores, vómitos y desmayos.

Cómo superar este miedo

Dicen que para superar un miedo, lo mejor es enfrentarse a él, y si tu acrofobia al conducir no es muy grave, entonces puedes optar por seguir esta consigna e intentar afronta tu miedo paso a paso.

Aquí encuentras un esquema que puedes seguir para afrontar tu fobia:

  • Empieza por ver videos o imágenes de personas conduciendo por una ladera de montaña o una cuesta empinada.
  • Piensa que eres tú quien está al volante y reflexiona sobre lo que puedes hacer para controlar tu ansiedad en tal situación.
  • Mira todos los videos y fotografía que necesites, hasta sentir que puedes lidiar con los síntomas que te producen.
  • Cuando sientas que ya puedes ver estos videos o imágenes sin alterarte, entonces sube la intensidad del estímulo y conduce por un pequeño puente o alguna pendiente cercana.
  • De igual manera, concéntrate en identificar tus síntomas y las formas de controlarlos.
  • Puedes seguir este procedimiento cuantas veces necesites hasta sentirte más cómodo conduciendo a gran altura.

Si sientes que necesitas apoyo para afrontar tu miedo a las alturas cuando conduces, ¡entonces pídele a algún conocido que de un paseo contigo!

Si tu acrofobia cuando conduces es muy intensa, considera acudir a un psicólogo.

En cambio, si crees que puedes tolerar tu ansiedad, simplemente sigue el procedimiento anterior y acompáñalo de técnicas de relajación o de respiración, ya que estas te sirven como herramientas para regular tus emociones ante las alturas.

Esta web usa cookies, puedes ver la política de cookies, aquí -
Política de cookies +