Climacofobia

➤ Fobia a Subir Escaleras y Cuestas

Climacofobia => Fobia a subir escaleras

La climacofobia es el miedo a subir escaleras o pendientes, y a menudo suele confundirse con batmofobia (temor a las escaleras) o incluso con acrofobia (miedo a las alturas)

Pero una persona batmofóbica puede sentir ansiedad y miedo solo con observar una escalera, aunque no tenga la necesidad ni piense subirlas.

Causas

La climacofobia es un trastorno de ansiedad que puede ser causado por varios motivos, pero los principales suelen ser una experiencia negativa previa y el miedo a caer.

En ese sentido, puedes ser más propenso a desarrollar climacofobia si:

  • Has sufrido una caida grave al subir o bajar escaleras.
  • Tienes dificultades para ascender a lo alto de una cuesta o escalera.
  • Tienes un ataque de pánico mientras subes una escalera o pendiente.

Esta experiencia negativa no tiene por qué ocurrirte directamente, la climacofobia también puede ser causada por observar como otra persona tiene un accidente y se cae en una escalera o incluso por aprendizaje al tener un familiar o ser cercano con esta fobia.

Cuando el miedo a subir escaleras no es climacofobia

Una fobia se define como un miedo irracional, por lo que un temor causado por una condición médica no se diagnostica como fobia. En ese sentido, no se considera climacofobia:

  • Si tu miedo es causado por tener una enfermedad o lesión que te causa dificultades de equilibrio o dolor al subir una escalera o pendiente.
  • Si tienes miedo debido a una condición médica preexistente que afecta a los músculos, ligamentos o tendones implicados en la subida.

Podría ser vértigo u otra fobia

  • La climacofobia puede causar síntomas parecidos al vértigo, como por ejemplo marearte al subir una escalera y mirar hacia abajo. Pero el vértigo es una condición médica.
  • También podría confundirse con ilingofobia, que es el miedo irracional a tener vértigo o a marearte al mirar hacia abajo.
  • Al subir a lo alto de una escalera y mirar hacia abajo, también puedes experimentar miedo a las alturas.

Puede ser difícil definir exactamente qué trastorno está causando los síntomas, e incluso algunas personas puede sufrir más de una fobia.

Si tienes dudas es recomendable que consultes con un profesional de la salud mental para determinar la causa precisa de tu fobia.

Síntomas y Consecuencias

Subir escaleras y cuestas es algo bastante común, por lo que la climacofobia suele tener un impacto importante en la vida cotidiana de las personas que la sufren, siendo habitual que eviten completamente los edificios sin ascensor y los caminos con grandes pendientes.

La climacofobia muestra los mismos síntomas que el resto de fobias, entre los que destacan ansiedad, aumento de la frecuencia cardíaca, respiración acelerada y mareos. Y al igual que otras fobias relacionadas con la altura, puede acabar causando ataques de ansiedad, lo que puede llevar a realizar movimientos bruscos que pueden ser peligrosos al estar en lo alto de una escalera.

Por otro lado, el miedo a caer puede acabar dándose también en otro tipo de lugares elevados derivando como consecuencia en acrofobia.

Es habitual que las personas con climacofobia se avergüencen de su temor a las escaleras, por lo que suelen tratar de esconder su miedo, lo que sólo consigue empeorar la situación, y causarles más ansiedad.

Tratamiento

La climacofobia, al igual que la mayoría de fobias específicas, responde muy bien al tratamiento con Terapia Cognitivo Conductual. En este tipo de tratamiento aprendes a identificar tus miedos y pensamientos negativos relacionados con subir escaleras y a sustituirlos por un pensamientos más razonables y prácticos.

El tratamiento suele incluir el aprendizaje de ejercicios de respiración y/o ejercicios de relajación muscular, y una exposición gradual.

Exposición gradual a subir escaleras

Parte de la terapia suele incluir la aproximación progresiva a subir escaleras o cuestas.

Normalmente se empiezan fijando objetivos pequeños, por ejemplo comenzar imaginándote frente a una escalera con pocos escalones con la intención de subirla.

A medida que eres capaz de controlar tu ansiedad, el psicólogo te pedirá que aumentes la intensidad. Podría pedirte que te imagines subiendo 2 peldaños, luego 5, para posteriormente empezar por enfrentarte a tu miedo con una escalera con pocos escalones y con una barandilla en la que agarrarte.

Durante la exposición a las escaleras aprendes a utilizar técnicas de relajación, y a medida que pase el tiempo empezarás a tolerar tu miedo y tu ansiedad, hasta que acaben por desaparecer.

Fobias relacionadas:

Sobre Eva Mª Vallejo

fobiass.com

Me llamo Eva Mª Vallejo, soy la creadora de fobiass.com y durante más de 15 años he trabajado como Psicóloga en Palma de Mallorca especializada en el tratamiento de fobias y trastornos de ansiedad.