Claustrofobia Metro

Sufrir claustrofobia en el metro es común en ciudades grandes, ya que en este medio de transporte confluyen tres factores:

  • Estar bajo tierra en un vagón pequeño y estrecho.
  • No poder abrir el vagón de metro entre estación y estación.
  • La gran cantidad de personas que se pueden afluir al mismo tiempo ya sea en el propio vagón o en la estación contribuyendo a la restricción de movimiento.
Claustrofobia en el metro, un lugar cerrado, pequeño y con mucha gente

Miedo a estar encerrado en el metro

Quienes padecen de esta fobia pueden experimentar una sensación de miedo, opresión y asfixia, acompañada de pensamientos como: "me quedaré atrapado bajo tierra", "hay muchas personas, no puedo respirar", "si pasa algo en el túnel no podrán rescatarme".

Todos estos miedos los experimentó Rosa, una de mis pacientes que descubrió su claustrofobia al metro hace dos años. En aquel entonces tomaba el metro todos los días para ir al trabajo. Si bien la multitud le causaba nerviosismo y ansiedad, lo atribuía al estrés de estar rodeada por una gran cantidad de personas.

Sin embargo, un evento importante cambió su forma de pensar, cuando el tren se detuvo justo a mitad del túnel, debido a un fallo eléctrico. Inmediatamente su corazón comenzó a latir fuerte, sintió un sudor frío y notaba que su respiración le fallaba. Pensó que estaba sufriendo de un ataque al corazón. Estos síntomas solo se detuvieron cuando salió del vagón en la siguiente estación.

Tiempo después comprendió que había sufrido de un ataque de pánico.

Qué hacer si sufres de un ataque de pánico en el metro

Si sufres de claustrofobia al metro y tu ansiedad se dispara incluso cuando comienzas a bajar a la zona subterránea, prueba lo siguiente para reducir tu estrés y ansiedad.

  • Entra a los vagones de los extremos. Por lo general estos se encuentran más vacíos que los vagones del centro, lo cual genera una sensación de apertura.
  • Ubícate cerca de una puerta. Puede que a veces sea incómodo, ya que en cada estación entran y salen personas, sin embargo, estar cerca de la puerta puede hacerte sentir más seguro, en tanto si sientes la necesidad de bajar, puedes hacerlo rápidamente.
  • Las ventanas son tus aliadas. Párate cerca de una, especialmente si en la línea que tomaste, el tren transita por fuera del túnel. En esos momentos el paisaje puede ayudarte a distraerte y bajar los niveles de ansiedad.
  • Lee un libro o escucha música. Lo que mejor te venga para entretenerte.
  • Localiza los puntos de alarma. Muchas personas se sienten más tranquilas si saben en qué parte del vagón se encuentran los botones de alarma, para pedir ayuda al operador en caso de que se necesite.
  • Practica ejercicios de respiración. Si te concentras en tu respiración, será un poco más sencillo manejar el estrés y la ansiedad.

Si sientes que tu claustrofobia al metro te genera un malestar intolerable, ten en cuenta la posibilidad de acudir a un psicólogo.El tratamiento psicológico es muy efectivo para curar la claustrofobia.

Actualmente los psicólogos incorporan en la terapia realidad virtual que simula el entorno del metro para hacer más fácil la exposición gradual en el metro y de ese modo ayudar al paciente a vencer su miedo.

La gran ventaja de tratar la claustrofobia con un entorno virtual es que se pueden configurar fácilmente parámetros como la cantidad de personas en el vagón de metro o la longitud del trayecto entre estación y estación, y de este modo ir aumentando gradualmente el nivel de exposición a la claustrofobia.

En el siguiente video puedes ver un ejemplo.


Artículos Siguientes

Sobre Eva Mª Vallejo

fobiass.com

Me llamo Eva Mª Vallejo, soy la creadora de fobiass.com y durante más de 15 años he trabajado como Psicóloga en Palma de Mallorca especializada en el tratamiento de fobias y trastornos de ansiedad.