Fobias > Claustrofobia > Avión

Claustrofobia Avión

➤ 5 pasos para Superar tu fobia

Claustrofobia avión

A diferencia de la acrofobia, definida como el miedo a las alturas, la claustrofobia a los aviones se basa en un intenso miedo a la sensación de “encierro” que genera la cabina del avión. Este trastorno puede derivar en aerofobia: miedo a volar.

Síntomas de la claustrofobia a los aviones

Puede que ya tengas conocimiento de tu fobia y recibas tratamiento psicológico por ello, pero bien puede ocurrir que este trastorno surja a raíz de tu primera experiencia en un avión. De ser ese el caso, puede serte útil identificar cuáles son los síntomas de la claustrofobia:

  • Aceleración del ritmo cardíaco.
  • Sensación de ahogo.
  • Opresión en el pecho.
  • Nauseas, mareo y temblores de piernas y brazos.
  • Sudoración.
  • Creencia de que no se podrá salir del lugar.
  • Sentimientos de daño y muerte.

La situación de vuelo es lo que generalmente genera la Claustrofobia. La cabina es angosta, los asientos se encuentran muy cercanos uno del otro, y por lo general son estrechos, además, no hay posibilidad de salir hasta llegar a tierra.

Todas estas variables en conjunto generan la claustrofobia a los aviones, por ello, muchos pacientes con este trastorno optan por otros medios de transporte, sin embargo, existen situaciones en las cuales es necesario tomar un vuelo ya sea para iniciar un viaje a un destino al que no se puede llegar en coche, o porque no puedes permitirte pasar varios días viajando. Entonces ¿Cómo superar la ansiedad en esos casos?

5 pasos para Superar el miedo a volar

Aunque parezca imposible manejar tal grado de ansiedad la claustrofobia es un miedo que se puede superar. Si debes tomar un vuelo con urgencia y no sabes cómo lidiar con el pánico, estos consejos pueden ayudarte a tener un viaje tranquilo.

1. Elige con cuidado el vuelo

Infórmate acerca de las rutas de vuelo e intenta seleccionar aquellas que no deban hacer escala en ciudades muy concurridas. Los aeropuertos pequeños tienen poca afluencia de personas, de esta forma, si debes esperar para tu conexión, puedes hacerlo sin la ansiedad de sentirte ahogado por la multitud de personas en tránsito.

2. Se cuidadoso al seleccionar tu asiento

Ten en consideración al menos dos cosas, el diseño y la ubicación de la butaca. Por lo general los asientos son estrechos, así que infórmate con la aerolínea sobre las opciones que tienes.

Los asientos que se encuentran junto a la salida de emergencia cuentan con un espacio mucho mayor, donde normalmente puedes estirar completamente a las piernas. Otra opción es optar por la clase ejecutiva o a la primera clase, en las cuales los asientos son más grandes, es mejor pagar un poco más por tu tranquilidad.

Evalúa cuál es el asiento que te produce más calma. Elegir el asiento del pasillo implica tener un mayor acceso a los baños, a tu equipaje y a la salida. En cambio, el asiento de la ventana puede servirte de distracción, además, puede crear la sensación de apertura, contrarrestando la percepción de un espacio reducido.

Es recomendable comprar los asientos más próximos a la salida, de esta forma tienes la oportunidad de entrar el último en el avión, a la vez que puedes ser el primero en salir.

3. Ponte cómodo

Evita la ropa muy ajustada y procura llevar zapatos cómodos. Lleva siempre contigo tus dispositivos para escuchar música o ver una película. Si eres más de libros, entonces ármate con tu arsenal de obras preferidas. Esto te ayudará a distraer tu mente y contener la ansiedad que produce la situación. Puedes optar por conversar con quien está a tu lado, y más aún si es un familiar.

4. La tranquilidad comienza en tu interior

Los ejercicios de respiración y relajación muscular pueden ser tus mejores aliados para controlar la ansiedad:

  • Adopta una posición cómoda en el asiento, con la espalda derecha, los brazos cayendo sobre tus rodillas y la planta de los pies completamente sobre el suelo.
  • Inhala profundamente expandiendo tu diafragma, y exhala dejándolo completamente vacío. Para mayor sensación de tranquilidad, puedes realizarlo con los ojos cerrados.
  • Conécta con tu cuerpo, prestando atención a la posición de tus músculos y articulaciones. De esta forma podrás relajar aquellas zonas que percibas se encuentren muy tensas.
  • Escucha música relajante mientras realizas estos ejercicios.

Al finalizar el vuelo, si te sientes un poco alterado, puedes llamar o escribirle a algún familiar e incluso a tu terapeuta, de esta forma te sentirás más tranquilo mientras recoges tu equipaje y sales del aeropuerto.

5. Busca ayuda terapéutica

Si estás siendo tratado de claustrofobia a los aviones, considera llamar a tu terapeuta antes de tomar el vuelo, en busca de consejos y palabras de aliento; si tienes una medicación recetada, no olvides guardarla en el equipaje de mano y tomarla antes del despegue.

Puede que aún no hayas sido diagnosticado con claustrofobia, pero hayas experimentado los síntomas y sufrido de pequeños ataques de pánico al subir a un ascensor, al entrar en el metro o al tomar un vuelo. Si la Claustrofobia está afectando notablemente tu vida, y te limita, te recomiendo buscar la ayuda de un psicólogo especializado en ansiedad y fobias.

Realidad virtual para tratar el miedo a volar

Entre los tratamientos más utilizados para tratar la claustrofobia ante situaciones concretas como son los aviones, un ascensor o incluso una resonancia magnética destaca la realidad virtual debido a los por su eficacia demostrata en el tratamiento de este transtorno.

A través de los gafas de realidad virtual, puedes experimentar los momentos previos al embarque, el despegue, el vuelo en sí, la turbulencia y el aterrizaje, todo esto en compañía de un especialista que te guiará con consejos para que aprendas a controlar tu miedo y a superarlo en un ambiente seguro, sin la necesidad de tomar un vuelo.

Al tener las gafas de RV puestas, si giras la cabeza cambia lo que ves. El siguiente video puede darte una idea de como es Realidad Virtual dentro del avión.


Si sufres claustrofobia en los aviones recuerda:

  • Organiza tu vuelo con antelación. Puede que tengas prisa por tomar un vuelo, pero infórmate antes de cómo son los asientos y trata de reservar los que se encuentran en la salida.
  • Práctica técnicas de relajación. Te serán muy útiles durante el vuelo.
  • No olvides tus auriculares para escuchar música o tu libro favorito; pueden ser tus mejores compañeros de viaje para relajarte durante el vuelo.

Que tengas un buen vuelo 😄

<< CLAUSTROFOBIA TEST
>> SUPERAR CLAUSTROFOBIA

Fobias > Claustrofobia

Sobre Eva Mª Vallejo

Eva Mª Vallejo

Me llamo Eva Mª Vallejo, soy la creadora de fobiass.com y durante más de 15 años he trabajado como Psicóloga en Palma de Mallorca y Via Online ayudando a cientos de pacientes a superar sus fobias.

No dudes en contactar conmigo si tienes dudas sobre la claustrofobia o si quieres concertar una cita.

➤ Telef: 677 66 55 88
➤ Email: evallejo1979@gmail.com


Artículos Relacionados