Fobia situacional

Una fobia situacional es el miedo intenso e irracional ante una situación, escenario o contexto específico, como volar en avión, mirar por la ventana del último piso de un gran edificio, tomar el ascensor, utilizar el transporte público o conducir.

La fobia a las alturas (acrofobia) es un ejemplo de Fobia situacional

En este tipo de fobias, las características del lugar o el ambiente producen síntomas de ansiedad, estrés y nerviosismo, hasta el punto de llegar a generar en ocasiones ataques de pánico.

Ejemplos de fobias situacionales

Dentro de las fobias situacionales encontramos:

  • Claustrofobia: miedo a los lugares cerrados o estrechos.
  • Acrofobia: miedo a las alturas.
  • Agorafobia: miedo a los lugares amplios y repletos de gente.
  • Aerofobia: miedo a volar, especialmente en aviones.
  • Traumatofobia: miedo a heridas, golpes o traumatismos.
  • Antlofobia: miedo a las inundaciones.
  • Amaxofobia: miedo a conducir.
  • Filofobia: miedo a enamorarse.
  • Merintofobia: miedo a ser atado/amarrado.
  • Nictofobia: miedo a la oscuridad.
  • Glosofobia: miedo a hablar en público.
  • Ataxofobia: miedo al desorden.
  • Quiraptofobia/Hafefobia: miedo de tocar o ser tocado.
  • Escopofobia: miedo a ser observado.
  • Brontofobia: miedo a las tormentas eléctricas.
  • Fobia social.

Algunos de estas miedos hacen referencia a situaciones cotidianas, como la amaxofobia (miedo a conducir) y la fobia social, de manera que suelen tener un gran impacto en la vida de la persona, hasta el punto de llevarle a necesitar ayuda psicológica.

Otras fobias, como la antlofobia (inundaciones), son realmente atípicas, y la persona descubre que las padece tras enfrentarse a este tipo de situaciones.

¿Qué motiva el miedo en las fobias situacionales?

Comúnmente, la causa de las fobias situacionales son traumas o experiencias desagradables que tuvo la persona en algún lugar en particular. A su vez, el origen del terror puede provenir de las características específicas del entorno, sus dimensiones, ubicación y accesibilidad.

Ciertos lugares producen ansiedad naturalmente, como los puentes o los aviones. En estos casos, las personas fóbicas experimentan niveles de miedo incontrolable y paralizante, hasta el punto de tener un ataque de pánico.

Otras situaciones, como los espacios cerrados o el metro (subterráneo), generan miedo debido a las estrechas dimensiones del lugar, especialmente si se encuentra repleto de gente. Quienes le temen a estas situaciones, sienten que si sufren de un ataque al corazón o se desmayan, los cuerpos de seguridad no podrán asistirle.

Los síntomas de las fobias situacionales son los mismos que los de otros tipos de fobia:

  • Miedo y ansiedad, en muchas casos la misma es anticipatoria.
  • Pensamientos paranoides y catastróficos, de daño o muerte.
  • Dificultad para respirar.
  • Opresión en el pecho.
  • Taquicardia.
  • Sudoración.
  • Ataques de ansiedad o de pánico.
  • Necesidad de escapar.
  • Comportamientos de evitación.

El tratamiento para las fobias situacionales corresponde a un abordaje psicoterapéutico, el cual consiste en identificar los pensamientos y comportamientos que generan ansiedad, y modificarlos o reemplazarlos por ideas y acciones que contrarresten el estrés y el miedo.

<< FOBIAS MÁS RARAS
>> FOBIAS MÁS COMUNES

Sobre Eva Mª Vallejo

fobiass.com

Me llamo Eva Mª Vallejo, soy la creadora de fobiass.com y durante más de 15 años he trabajado como Psicóloga en Palma de Mallorca y Via Online especializada en el tratamiento de fobias y trastornos de ansiedad.

No dudes en contactar conmigo si tienes dudas sobre alguna fobia o si quieres concertar una cita.

➤ Teléfono: 677 66 55 88
➤ Email: evallejo1979@gmail.com