La relación entre percepción y Claustrofobia

Un estudio publicado en junio de 2011 en la revista científica Cognition liderado por la doctora Stella Lourenco demostró que las personas que perciben un espacio cercano mayor es más probable que padezcan claustrofobia.

Según los autores del estudio, estos resultados son coherentes con una función defensiva del espacio cercano y sugieren que sobredimensionar el espacio cercano puede desempeñar un papel importante en el desarrollo de la claustrofobia.

El experimento

Durante el experimento, 35 participantes de forma separada debían indicar el punto medio de una línea horizontal mediante un puntero láser.

A continuación, debían retroceder unos metros y volver a señalar el punto medio, retrocediendo hasta 9 veces.

Los seres humanos tendemos a percibir el centro ligeramente a la izquierda en nuestro espacio cercano y a medida que nos alejamos lo situamos más hacia la derecha.

De este modo, los investigadores pudieron estimar el tamaño del espacio cercano de cada participante (el rango en el que el puntero láser de la persona permanecía a la izquierda).

Posteriormente, los participantes completaron un test de claustrofobia de 26 items con 2 subescalas: asfixia y restricción.

Cada ítem correspondía a una situación específica que genere claustrofobia, por ejemplo:

  • Para la asfixia, usar una máscara de oxígeno.
  • Para la restricción un tren abarrotado de personas parado entre estaciones.

Los participantes calificaron cada elemento en términos de la ansiedad que sentirían en esa situación.

Hemos comprobado que las personas que muestran mayor claustrofobia tienen una percepción exagerada de su espacio cercano. Aunque todavía no conocemos si es la distorsión en la percepción espacial la que conduce al miedo, o viceversa.

Ambas posibilidades son factibles, aunque consideramos más probable que una sobreproyección del espacio cercano conduzca a mayor miedo claustrofóbico que lo contrario.

- Extracto del estudio -

Un descubrimiento curioso de esta investigación es que las personas con brazos cortos tienden a tener un espacio cercano más reducido que las que tienen los brazos más largos.

Aunque el estudio descartó una posible relación entre la longitud de los brazos y la claustrofobia

Relación de la percepción con otras fobias

No se ha podido demostrar si son las fobias las que hacen que las personas perciban el mundo de forma diferente a las que no tienen esos temores, o si son las propias percepciones anormales las que provocan las fobias.

Lo que queda claro es que existe una relación clara entre percepción y fobias.

Un ejemplo registrado en 1992 es el de un hombre con intenso miedo a perder el control de su coche que percibía que los puentes se inclinaban peligrosamente y se extendían casi hasta el infinito.

Estudios posteriores realizados en 2008 y 2009 vincularon el miedo a las pendientes y escaleras (climacofobia) con una sobreestimación de la inclinación, y el miedo a las alturas (acrofobia) con una percepción exagerada de las distancias verticales.

"Hace tiempo que sabemos que el miedo y la ansiedad pueden alterar los procesos cognitivos"

- Doctora Stella F. Lourenco, psicóloga cognitiva -
Fuentes +

Otros estudios relacionados

Esta web usa cookies, puedes ver la política de cookies, aquí -
Política de cookies +