Causas de la Claustrofobia

En la gran mayoría de los casos, la claustrofobia suele ser causada por una combinación de factores genéticos, factores psicológicos y externos, destacando usualmente la existencia de una o varias situaciones traumáticas en la infancia.

Causas de la Claustrofobia

En este artículo veremos una a una las principales causas de la claustrofobia

1. Acontecimientos Traumáticos

La gran mayoría de los psicólogos asocian la causa principal de la claustrofobia con acontecimientos traumáticos ocurridos durante la niñez o adolescencia.

Este trastorno de ansiedad resulta del aprendizaje y la asociación de sentimientos negativos y desagradables, con lugares cerrados o reducidos.

Algunas experiencias que pueden tener este efecto pueden incluir:

  • Quedarte atrapado en un ascensor durante horas.
  • Ser obligado a permanecer en un lugar cerrado repetidamente ya sea como castigo o por padecer bullying.

En ocasiones futuras en las cuales el espacio sea similar al de esa situación original, el niño evocará el mismo miedo que experimentó en la situación traumática.

2. Conductas Aprendidas

En ocasiones la causa de este trastorno proviene de la observación y el aprendizaje en una edad temprana. En este sentido, observar la reacción de ansiedad ante lugares reducidos y cerrados por parte de ser cercano, puede estimular un comportamiento imitativo por parte del niño, que repetirá el mismo comportamiento ante situaciones parecidas.

En otras palabras, al ver que el adulto se asusta en un espacio cerrado, aprende que la reacción adecuada es el miedo, y que debe huir de este tipo de lugares.

3. Percepción del Espacio Cercano

Un estudio reciente muestra que el modo en que percibimos nuestro espacio cercano y nuestro espacio lejano está intimamente relacionado con el desarrollo de la Claustrofobia.

En nuestro cerebro, las neuronas que responden específicamente a objetos que están cerca de nosotros, o que se nos aproximan son distintas a las neuronas que captan los movimientos lejanos. Este estudio demostró, que las personas claustrofóbicas muestran un mayor espacio cercano, que las personas que no muestran síntomas de claustrofobia.

La conclusión de este estudio, es que la claustrofobia parece estar relacionada con cierta distorsión de la percepción del espacio cercano.

Otro descubrimiento de este estudio es que las personas con brazos cortos tienden a tener un espacio cercano más reducido, mientras que las que tienen los brazos más largos tienen un espacio cercano mucho mayor.

4. Herencia Genética

La evolución humana ha preparado el cerebro humano para reconocer situaciones que pueden ser peligrosas. Se trata de una ventaja evolutiva que permite a la especie humana reconocer rápidamente una situación de peligro en la que debemos de escapar para poder sobrevivir.

En ciertos espacios cerrados puede existir el peligro de asfixia o de inanición, lo que ha llevado a algunas familias de personas a una predisposición genética a la claustrofobia.

Pero en la actualidad, tal como ocurre con otras características genéticas, la claustrofobia más que una ventaja evolutiva, supone una falsa alarma lanzada por el cerebro.


Si bien la Claustrofobia puede ser ocasionada por motivos muy diversos, más que centrarte en las causas de esta fobia, es importate que identifiques los procesos mentales implicados, y las reacciones automáticas de tu mente frente a los espacios cerrados.

Modificando tus pensamientos y reacciones puedes superar la claustrofobia.

<< TIPOS DE CLAUSTROFOBIA
>> CLAUSTROFOBIA SÍNTOMAS

Artículos Relacionados

Esta web usa cookies, puedes ver la política de cookies, aquí -
Política de cookies +