Selenofobia

Selenofobia Fobia a la luna

La selenofobia, también conocida como lunafobia es el miedo o aversión a la luna o a la luz que produce.

La palabra selenofobia proviene de la raiz griega seleno que significa luna y de fobos que se traduce como miedo.

Causas

Como ocurre con muchas otras fobias, la selenofobia suele originarse habitualmente en la infancia debido a experiencias traumáticas o por creencias irracionales.

La fase de la luna más temida entre las personas con selenofobia suele ser la luna llena, debido a la creencia de que durante la luna llena se cometan más crímenes, asesinatos y robos.

Incluso algunas personas sólo tienen miedo a la luna cuando está llena, en lo que se conoce como mestoselenofobia, que deriva de añadir a la palabra selenofobia la raíz griega mestos que se traduce como lleno.

A parte las causas de la selenofobia pueden incluir supersticiones y creencias mitológicas relacionadas con la luna, como creer que la luna llena puede transformar a algunas personas en hombres lobo o la creencia de que puede hacerte enloquecer.

Síntomas

Existen una gran variedad de síntomas fisiológicos y psicológicos de la selenofobia, incluyendo taquicardias, sensación de falta de aliento, tensiones musculares, escalofríos, mareos, sudor y otros síntomas relacionados con la ansiedad.

Las personas que sufren de fobia la luna a menudo se niegan a asistir a un evento o a salir de casa los días de luna llena y pueden mostrar los primeros síntomas de nervios y ansiedad cuando empieza a anochecer, por lo que a menudo cierran ventanas, persianas o cortinas para evitar ver la luna.

En los casos más graves de selenofobia, incluso el sólo hecho de hablar de la luna o pensar en ella puede producir miedo o ansiedad e incluso provocar un ataque de pánico.

Tratamiento

La selenofobia puele ser tratada y curada por un psicólogo combinando normalmente 3 enfoques:

  • Reestructuración cognitiva: el psicólogo te ayuda a identificar y cambiar los pensamientos irracionales relacionados con la luna y que te llevan a sentir ansiedad.
  • Terapia de exposición progresiva:
    • Podrías empezar saliendo a la calle en una noche oscura sin luna e imaginar que esa noche hay luna.
    • Por ejemplo el siguiente paso podría ser salir en mitad de una noche de luna menguante o creciente con una duración de la exposiciones de segundos o minutos.
    • A medida que ganas confianza debes exponerte y mirar de forma controlada la luna, aumentando cada vez más el tiempo de exposición.
  • Técnicas de relajación: igual que en la mayoría de fobias se suele acompañar la terapia de exposición enseñando al paciente técnicas de relajación (relajación muscular de Jacobson, respiración abdominal diafragmática...) que pueden serte muy útiles para aprender a manejar y reducir tu ansiedad cuando durante las exposiciones a la luna.

En algunas personas, el miedo a la luna desaparece por si sólo con el tiempo, pero en cambio en otras se intensifica.

Si tu fobia a la luna se mantiene en el tiempo y acaba teniendo un impacto negativo en tu vida cotidiana, considera seriamente buscar la ayuda de un psicólogo para superar tu selenofobia.

Fobias relacionadas:

Sobre Eva Mª Vallejo

fobiass.com

Me llamo Eva Mª Vallejo, soy la creadora de fobiass.com y durante más de 15 años he trabajado como Psicóloga en Palma de Mallorca y vía online especializada en el tratamiento de fobias y trastornos de ansiedad.

Información de Contacto