Osmofobia

La osmofobia (también conocida como olfactofobia u osfresiofobia) es el miedo o la aversión a los olores. Algunas personas que sufren esta fobia pueden verse afectados tanto por los malos olores como los buenos, mientras a otros solo afectarles los malos olores, o un olor en particular.

Las personas que sufren osmofobia se esfuerzan por evitar los olores fuertes, cubriéndose la nariz y evitando los lugares que puedan desprender mucho olor, como por ejemplo cocinas o baños.

Aunque también pueden evitar acercarse a personas que desprendan un fuerte olor corporal, ya sea por el uso de colonia o por falta de aseo personal.

Causas

La osmofobia puede deberse a una respuesta condicionada normalmente por un evento traumático. Un ejemplo claro, podría ser el olor a neumáticos quemados después de un accidente de tráfico. Cada vez que el individuo vuelva a oler a neumáticos quemados puede rememorar el accidente y el miedo que sintió.

Tratamiento

La osmofobia no suele tratarse, a no ser que cause un gran malestar en la persona la padece, pudiendo tratarse con psicoterapia.

Para tratar esta y otras fobias, se usa habitualmente Terapia Cognitivo Conductual, combinándola con una terapia de exposición y desensibilización sistemática.

Fobias relacionadas:

Sobre Eva Mª Vallejo

fobiass.com

Me llamo Eva Mª Vallejo, soy la creadora de fobiass.com y durante más de 15 años he trabajado como Psicóloga en Palma de Mallorca y vía online especializada en el tratamiento de fobias y trastornos de ansiedad.

Información de Contacto