Queimafobia

La queimafobia o queimatofobia es el miedo irracional al frío, a tener frío, a las cosas frías, al aire frío, a las heladas o al invierno. El origen de la palabra queimafobia deriva del griego cheimo (frío o invierno) y de fobos (miedo).

Las personas con esta fobia tienden a mantener sus casas muy calientes, se visten demasiado y evitan comer o beber alimentos frios y helados o con hielo.

La cheimofobia está muy relacionada con la criofobia (miedo al frío extremo), con la pagofobia (miedo al hielo o a la escarcha), y con la chionofobia o cionofobia (miedo a la nieve).

➤ Puedes encontrar más información sobre esta fobia en el artículo sobre frigofobia

Esta web usa cookies, puedes ver la política de cookies, aquí -
Política de cookies +