Vermifobia

¿Qué es la Vermifobia? | Causas | Síntomas | Superar la Vermifobia

Vermifobia Fobia a los Gusanos

¿Que es la Vermifobia?

La Vermifobia (del latín vermi, gusano), también conocida como Escolequifobia, Escolecifobia o Helmintofobia es la fobia a los gusanos, sobretodo del tipo parásito.

Ver o pensar en un gusano, o un animal parecido, puede hacer que alguien con esta fobia sufra una ansiedad intensa o incluso ataques de pánico.

La fobia a los gusanos no suele afectar demasiado la vida de las personas que viven en ciudades, ya que simplemente tratan de evitar zonas de tierra o barro. En cambio las personas que viven en el campo pueden ver su vida cotidiana bastante afectada y pueden llegar a recluirse dentro de casa.

Causas de la Vermifobia

A parte de la predisposición genética, normalmente la causa principal de la fobia a los gusanos es uno o varios eventos que la persona percibe como traumático.

En ese sentido, experiencias como encontrar un gusano al morder una manzana puede ser simplemente desagradable o suponer el inicio de una aversión a los gusanos.

Algunas personas que padecen Vermifobia reportan haber padecido una tenia (lombriz intestinal) durante su infancia. Al expulsar los gusanos mediante medicación, el niño puede traumatizarse al ver a los gusanos retorciéndose en sus heces, lo que propicia su miedo o fobia a los gusanos.

Por otro lado, la Vermifobia generalmente se asocia con el miedo a condiciones poco higiénicas. Las personas vermifóbicas asocian la presencia de gusanos con la transmisión de enfermedades o gérmenes.

Síntomas de la Vermifobia

Una persona que sufra Vermifobia puede pensar que un gusano se arrastra por su cuerpo cada vez que siente un ligero cosquilleo, y acabar lavándose varias veces al día.

De este modo, una persona con fobia a los gusanos podría lavarse o bañarse varias veces al día y tomar precauciones adicionales como limpiar su casa y su patio, o cerrar puertas y ventanas para evitar que los gusanos puedan entrar acidentalmente.

Otro síntoma habitual de la fobia a los gusanos es el temor a ver gusanos en tus heces.

A parte de todo lo anterior, la vermifobia tiene los mismos síntomas de ansiedad que se producen en cualquier fobia.

Llorar, gritar, temblores, sentir náuseas, un aumento de la frecuencia cardíaca y sudoración son algunos otros síntomas comunes de esta fobia.

Además, el fóbico puede experimentar entumecimiento, desapego de la realidad e incapacidad de expresar sus pensamientos claramente.

Superar la fobia a los gusanos

Al ser una fobia que normalmente no tiene un impacto notable en la vida cotidiana, normalmente las personas vermifóbicas no suelen someterse a tratamiento.

Exponerse gradualmente a los gusanos puede ayudarte a desensibilizarte y a perder el miedo. Un ejemplo de la terapia de exposición para superar la fobia a los gusanos podría ser:

  • Comenzar por imaginar un gusano durante unos segundos
  • Ver imágenes de gusanos
  • Estar en la misma habitación o lugar que un gusano, aunque sea en el extremo opuesto y durante un minuto.
  • ...

Se trata de progresar poco a poco hasta que puedas sobrellevar estar en presencia de un gusano o incluso si lo consideras necesario llegar a tocar y sostener gusanos sin experimentar ansiedad ni un ataque de pánico.

En el caso de que la vermifobia tenga un efecto negativo en tu vida cotidiana, es recomendable que busques ayuda psicológica.

Como en el caso de otros trastornos de ansiedad, la fobia a los gusanos responde muy bien al tratamiento, siendo la terapia cognitivo conductual la más eficaz. Este tipo de terapia trata de identificar y modificar los pensamientos irracionales que genera la vermifobia, y usa técnicas de relajación para reducir la ansiedad.

Fobias relacionadas:

Sobre Eva Mª Vallejo

fobiass.com

Me llamo Eva Mª Vallejo, soy la creadora de fobiass.com y durante más de 15 años he trabajado como Psicóloga en Palma de Mallorca y vía online especializada en el tratamiento de fobias y trastornos de ansiedad.

Información de Contacto