Pnigofobia

Pnigofobia: Miedo a Ahogarse o Atragantarse

La pnigofobia (también llamada Pnigerofobia) es el miedo intenso e irracional a ahogarse, atragantarse o asfixiarse, que puede experimentar una persona cuando traga algún alimento, inhala humo, al nadar, al utilizar ropa ajustada o incluso en un clima muy húmedo que le cause dificultades respiratorias

¿Qué teme un pnigofóbico?

En esencia, una persona con pnigofobia teme las situaciones que puedan implicar falta de aire u obstrucción de sus vías respiratorias.

Miedo a la falta de aire

El miedo a no poder respirar puede ser producido por situaciones diversas:

  • La ansiedad y los ataques de pánico producen una sensación de falta de aire que puede provocar más ansiedad y miedo.
  • Al realizar ejercicio físico es habitual que se acelere la respiración para poder suministrar más oxígeno y energía a los músculos. Si el ejercicio es anaeróbico, se produce la sensación de ahogo o falta de aire, lo que puede hacer que algunas personas con pnigofobia eviten realizar ejercicio físico.
  • Nadar pueden producir el miedo de ahogarse ya sea en el mar o en una piscina, lo que puede hacer que las personas con pnigofobia eviten bucear o alejarse de la costa.
  • Las personas con miedo al ahogo suelen evitar el uso de prendas muy ajustadas debido a la sensación de asfixia que pueden producir, mostrando el impulso de quitarse la ropa para poder respirar mejor.
  • Zonas donde la calidad del aire no es buena, evitando zonas con humo o de fumadores, o temiendo las dificultades respiratorias que pueden producir los climas más húmedos.
  • En ocasiones el miedo a la asfixia puede estar relacionado con la claustrofobia, y el miedo a permanecer en lugares cerrados por temor a que se acabe el oxígeno.

Miedo a atragantarse

Las personas con pnigofobia pueden sentir miedo al atragantamiento que puede suponer comer algunos alimentos como las aceitunas, o frutas como las uvas, hasta el punto de evitar comer este tipo de alimentos.

A su vez, pueden masticar de manera excesiva la comida, evitando dar bocados muy grandes, comer rápido o incluso ingerir pastillas de gran tamaño, ya que piensan que esto puede provocarles un atragantamiento involuntario y ahogarse por accidente.

Síntomas de la pnigofobia

Los comportamientos mencionados anteriormente, son claras señales de que una persona padece de pnigofobia, especialmente si su explicación es que tiene miedo de asfixiarse o ahogarse.

Las personas con pnigofobia sienten los clásicos síntomas de las fobias cuando se encuentran en las situaciones descritas:

  • Miedo intenso y ansiedad.
  • Pensamientos de daño o muerte.
  • Comportamientos de evitación o alejamiento.
  • Taquicardia.
  • Dificultad para respirar.
  • Opresión en el pecho.
  • Mareos, náuseas, vomito.
  • Temblores, perdida del equilibrio.
  • Desmayos.

Las personas pnigofóbicas pueden llegar a asociar la dificultad para respirar y la opresión en el pecho, con el hecho de haber ingerido un alimento, inhalado humo o estar usando algún tipo de ropa ajustada, lo cual aumenta su creencia acerca del peligro de estas situaciones.

Relación entre la pnigofobia y la fagofobia

La fagofobia es entendida como el miedo a tragar o atragantarse, que se limita estrictamente a esta acción, y puede llegar a generar severos trastornos alimenticios. Mientras que la pnigofobia es la fobia a ahogarse, que se extiende a una diversa cantidad de situaciones, es decir, no se limita a la acción de tragar.

Experimentar estrés y ansiedad a diario por miedo a atragantarte o asfixiarte, puede perjudicar seriamente todos los aspectos de tu vida.

La pnigofobia es un trastorno de ansiedad que puede ser curado y tratado con terapia psicológica. No dejes que tu miedo a la asfixia te gane la partida.

Sobre Eva Mª Vallejo

fobiass.com

Me llamo Eva Mª Vallejo, soy la creadora de fobiass.com y durante más de 15 años he trabajado como Psicóloga en Palma de Mallorca especializada en el tratamiento de fobias y trastornos de ansiedad.