Fobias > Nomofobia

Nomofobia 📵 Miedo a estar sin el Móvil 🔋

Como consecuencia del desarrollo de las nuevas Tecnologías de Información, han aparecido trastornos y fobias completamente nuevas, relacionadas con la tecnología, entre las que destaca la Nomofobia.

Nomofobia ➤ Miedo a quedarse sin móvil

¿Qué es exactamente la Nomofobia?

Este trastorno es conocido como el miedo intenso e irracional a permanecer sin el teléfono móvil📵, bien sea dejárselo en casa, por falta de batería, o por no tener cobertura para navegar.

Se trata de una fobia reciente descubierta y estudiada por primera vez en 2011, por una investigación realiza en Reunido Unido. En la misma, participaron 2163 personas, revelando que el 53% de los usuarios de smartphones, experimentan ansiedad cuando se les agota la batería, se quedan sin cobertura o en caso de perder el móvil.

De acuerdo a este estudio, la nomofobia se presenta en un 58% de los hombres 🤷, y en un 42% de las mujeres 🤦. Durante esta investigación se detectó que los niveles de estrés, ansiedad y miedo aumentaban progresivamente a medida que la persona pasaba más tiempo sin su teléfono móvil; los encuestados indicaron sentirse aislados.

A raíz de este trabajo, surgió el término nomofobia, que proviene de la abreviación de las palabras en inglés no-mobile-phone-phobia, y se usa para hacer referencia al miedo intenso a permanecer sin el teléfono móvil por diversas causas:

  • Olvidarlo en casa.
  • Extraviarlo en la calle.
  • Quedarse sin batería 🔋.
  • Perder la cobertura 📶.
  • No poder usarlo por alguna avería 📵.

Este trastorno puede ser categorizado bajo los criterios de fobia específica, especialmente la fobia situacional, debido a que no es un objeto lo que produce miedo, sino la situación de no poder utilizar el teléfono móvil.

La ansiedad es provocada la mayoría de las veces por la incapacidad de poder acceder a las redes sociales o comunicarse con amigos y familiares. Para algunas personas, el móvil es su medio de trabajo, por lo cual, verse desprovistos del mismo puede generarles miedo y ansiedad.

Con frecuencia, el temor es producido por no poder comunicarse con allegados o no poder conectarse a las redes sociales, subir contenido como fotos, vídeos o comentarios, o bien no poder estar al tanto de las actualizaciones de amigos o de las últimas noticias.

¿Cuáles son sus Síntomas?

El miedo a permanecer sin el móvil se expresa a través de los siguientes síntomas físicos y emocionales:

  • Ansiedad intensa durante todo el período de tiempo que se permanece sin usar el móvil.
  • Miedo anticipatorio a perder o extraviar el teléfono móvil 😨.
  • Pensamientos obsesivos relacionados con las consecuencias de la incomunicación.
  • Aceleración del ritmo cardiaco.
  • Dolores de cabeza y estomago 😖.
  • Tics nerviosos.
  • Temblores, mareos y nauseas.
  • Insomnio.

Cómo es una persona Nomofóbica

El abuso de las nuevas tecnologías provocan dependencia del movil en personas nomofóbicasPor lo general se trata de una persona joven que puede ser adolescente o estar culminando esta etapa del desarrollo.

  • Es un individuo que tiene cerca su smartphone constantemente, bien sea en las manos, en el bolsillo, o en un bolso o mochila la cual no suelta.
  • Puede llevar consigo un cargador en caso de que la batería se agote. Evita concurrir lugares con poca cobertura, o bien frecuenta sitios en los cuales puede acceder a una red WiFi, sea gratuita o de pago.
  • Chatea constantemente con amigos o familiares a través de las redes sociales, aplicaciones como Whatsapp o mensajería móvil, esto lo hace mientras realiza otras actividades, como lo son comer, trabajar, estudiar, asistir a clase, caminar por la calle 🚶, utilizar el transporte público, etc.
  • Revisa su smartphone constantemente incluso podría ignorar a quienes están a su alrededor, por estar concentrado en su móvil. Puede pasar despierto largas horas durante la noche, utilizando el teléfono en lugar de dormir.
  • Piensa constantemente en tomar fotografías 📸 o hacer vídeos para compartir contenido en las redes sociales, como Instagram o Facebook.
  • Son individuos que pueden mostrar una autoestima estable, no obstante, poseen un autoconcepto pobre, lo cual les dificulta mantener conversaciones off-line. Para estas personas, es más sencillo conversar de una manera impersonal, a través de las plataformas on-line.
  • En una conversación cara a cara, pueden mostrarse nerviosos, ansiosos, incapaces e indefensos, carentes de algún tema para hablar, desvían constantemente la mirada, y buscan refugio en el teléfono móvil. Las personas que les rodean pueden percibir que para estos individuos, es más sencillo comunicarse a través del móvil.

Nomofobia Causas

Esta fobia puede devenir como consecuencia de una diversidad de patologías y condiciones:

  • Ciberadicción.
  • Adicción a las redes sociales.
  • Dependencia al móvil.
  • Dependencia emocional.
  • Baja autoestima.
  • Capacidades pobres para relacionarse con otros.
  • Acontecimientos traumáticos.

Ya mencionamos que la nomofobia es común en adolescentes, esto es debido a que se encuentran en una etapa relacionada con la adquisición de habilidades sociales y la construcción de la identidad. Para los jóvenes, hablar con otros o hacer amigos nuevos, puede ser complicado, por lo cual el móvil se convierte en una herramienta para interactuar sin la necesidad de tener un contacto directo.

Por otro lado, la conexión instantánea y la inmediatez del internet, resultan atractivas para las personas, provocando de esta forma, la adicción a las redes sociales y a la conexión continua. Para los ciberadictos, la incomunicación se convierte en algo muy cercano a un castigo o una tortura.

La dependencia emocional y la baja autoestima se encuentran íntimamente relacionados, y es común encontrarlos en una persona nomofóbica. Como consecuencia de estos trastornos, el individuo busca una escapatoria o un mecanismo para mantenerse cerca de otros; es así como su smartphone se convierte en el mejor medio para lograrlo.

La nomofobia también puede ser producida por acontecimientos importantes o traumáticos, relacionados con la vida de la persona, por ejemplo, un joven puede desarrollar nomofobia como consecuencia del divorcio de sus padres o bien por sufrir acoso escolar (bullying).

De igual forma, quienes trabajan a través del teléfono móvil, por ejemplo, manejando redes sociales como un community manager, son propensos a padecer esta fobia. A su vez, quienes deben responder mensajes y llamadas constantemente ya que son jefes de empresas o poseen un cargo importante en su trabajo, pueden sufrir de ansiedad en caso de quedarse sin batería o sin cobertura.

Dependencia del Móvil📱

La posibilidad de contar con todo tipo de aplicaciones en el móvil, así como internet y las redes sociales propician la dependencia del móvilLa nomofobia se encuentra estrechamente relacionada con la dependencia al teléfono móvil, de hecho suelen presentarse ambos al mismo tiempo.

La dependencia al teléfono móvil es un trastorno característico del siglo XXI. Comenzó a ser detectado, estudiado y diagnosticado a principios de la década del 2000, como consecuencia de la masificación de los teléfonos inalámbricos y más recientemente, de los teléfonos inteligentes.

Al mismo tiempo que portar un teléfono móvil se convertía en una moda, y quizás en una necesidad, internet y las redes sociales cobraban fuerza. Estos se abrieron paso en la vida de las personas hasta el punto de no poder imaginar cómo sería vivir desconectado.

La facilidad y la inmediatez de comunicarse con personas que se encuentran a kilómetros de distancia, ha provocado el desarrollo de un apego ansioso y una preocupación recurrente por mantener una vía de comunicación constante.

Dicho lo anterior, la dependencia al móvil puede dividirse de acuerdo a dos tipos de personas: quienes se preocupan desmedidamente por sus familiares o amigos y necesitan saber de ellos constantemente, y quienes utilizan el móvil bien sea para formar amistades, compartir contenido o para trabajar.

La posibilidad de una comunicación ilimitada y la inmediatez en el acceso a sucesos que ocurren del otro lado del mundo, ha estimulado la preocupación por estar conectados a diario, y de conocer lo que ocurre a nuestro alrededor y fuera de nuestras fronteras. Es lo que los especialistas llaman FOMO (Fear of Missing Out o bien, miedo a perderse algo).

Estas variables se conjugan en la mente del individuo y generan pensamientos obsesivos relacionados con la posibilidad de que mientras no puede usar su teléfono, ocurran sucesos importantes: como un accidente a una persona querida, una catástrofe en algún lugar cercano, o que el artista de moda contraiga matrimonio.

De esta forma, la dependencia al teléfono móvil puede ser consecuencia del FOMO, y a su vez, ambos trastornos pueden devenir finalmente en nomofobia. Son enfermedades que colindan muy de cerca y generan elevados montos de ansiedad e incomodidad, en quienes las padecen.

Tratamiento de la Nomofobia

Igual que ocurre con otros trastornos de ansiedad, la nomofobia es tratada por especialistas en el área de la psicología, no obstante, la forma en la cual abordan este trastorno en específico, es diferente al tratamiento de otras fobias.

Al contrario del tratamiento de fobias comunes, en esta no se trata de aproximar al paciente al objeto fóbico o exponerlo gradualmente, como lo haría la terapia de exposición. Esto es debido a que el nomofobico no muestra conductas de evitación que deben ser tratadas, más bien, son las conductas de alejamiento o distanciamiento del móvil, las que producen ansiedad, y las que deben ser atendidas.

En este sentido, la terapia psicológica tiene como objetivo reducir la ansiedad del paciente cuando se encuentra desprovisto de su móvil, a la vez que inducir comportamientos saludables respecto al uso del mismo.

Debido a que la nomofobia se presenta con frecuencia en compañía de la dependencia y la adicción al móvil, el psicólogo debe atacar estos trastornos simultáneamente, y en el caso de este último, su objetivo no reside en alejar completamente al paciente de su smartphone (como ocurriría con el tratamiento de cualquier otra adicción), sino más bien, enseñarle a la persona a utilizar el móvil con prudencia.

Por otro lado, si el terapeuta detecta que existe otra causa de la nomofobia, como es el caso de un apego ansioso a familiares o amigos, una baja autoestima o acontecimientos traumáticos como la muerte de un familiar, estas situaciones serán atendidas con mayor urgencia, y posteriormente, se podrá tratar la fobia.

En síntesis, la nomofobia puede ser considerada el trastorno de ansiedad del siglo XXI. Ya que es producto de las innovaciones tecnológicas, y en vista de que estas últimas llegaron para quedarse, es importante aprender a reconocer y afrontar los síntomas relacionados con este miedo, en pro de fomentar un uso saludable del teléfono móvil.

Más información sobre esta fobia