Fobias > Nomofobia > Causas

Causas de la Nomofobia

Debido al uso continuo y adictivo que hacemos el móvil, la Nomofobia (miedo o ansiedad por no poder usar el móvil) va camino de convertirse en la fobia más común del siglo XXI.

Causas de la Nomofobia

En este artículo exploraremos las causas más habituales de la Nomofobia. ¡Empezamos!


Necesidad de Estar Constantemente Conectados📶

La revolución tecnológica ha despertado en nosotros el deseo de estar siempre conectados. Necesitamos llevar el móvil a todas partes, queremos saber que podemos comunicarnos en cualquier momento por Whatsapp con nuestros amigos, hacer una llamada si tenemos una emergencia, y estar disponibles por un amigo o familiar nos necesita.

Incluso cuando no usamos el móvil para comunicarnos, nos sirve como medio de entretenimiento. Nos encanta compartir memes en Facebook, ver vídeos en Youtube, actualizar nuestras historias en Instagram, 🎮completar un nivel en nuestro videojuego favorito y estar informados leyendo artículos. Aceptémoslo, hoy en día nos cuesta aburrirnos y si no tenemos nada que hacer durante más de cinco minutos tenemos el impulso de usar el móvil.

La Gran Utilidad de los Móviles y Todas Sus Aplicaciones

Otra de las causas de la nomofobia, son los grandes beneficios que el móvil nos ha traído. Usamos nuestro smartphone como cámara📸, linterna🔦, despertador⏰, y como agenda📖 para planificar nuestra la semana o ponernos recordatorios.

Recurrimos a google maps para llegar a cualquier lugar y tenemos la galería de imágenes llena de momentos especiales. Descargamos aplicaciones para leer libros, comprar ropa, pedir comida o un taxi🚕, aprender un nuevo idioma, contar nuestros pasos e incluso para controlar nuestro peso. ¿Sigo? La lista es muy larga…

¿Recuerdas los debates interminables por cualquier cosas antes de que hubieran móviles? =>Hoy en día no tardamos ni un minuto en comprobar quien tiene razón en internet.

Imagínate carecer de todas estas aplicaciones, necesitar hacer una llamada o poner un mensaje y no poder usar tu móvil📵. No disponer de las herramientas del teléfono móvil puede despertar la ansiedad de cualquiera, sea cual sea tu grado de nomofobia.

Dependencia Emocional y Baja Autoestima

Sin duda alguna, los rasgos de personalidad influyen mucho en el desarrollo de la nomofobia.

La dependencia emocional es entendida como una necesidad extrema de apego y cercanía, que se manifiesta a través como la búsqueda de proximidad y el temor a la perdida de esa persona . Es frecuente que las personas dependientes posean una baja autoestima en tanto buscan la compañía de otra persona para compensar la inseguridad que perciben en sí mismas.

No se trata de una regla universal pero la mayoría de personas nomofóbicas presentan tanto dependencia emocional como baja autoestima y ambas les llevan a permanecer enganchados al móvil y desarrollar nomofobia.

Falta de Habilidades Sociales (vida offline)

La misma regla mencionada anteriormente, aplica para este caso: no todas las personas tímidas, reservadas o con problemas para relacionarse cara a cara, padecen nomofobia, pero sí es habitual encontrar estos rasgos en las personas que padecen esta fobia.

Algunas personas se sienten mucho más seguras comunicándose a través de mensajes de texto. Usando el móvil pueden hacer amigos fácilmente, transmitir sus sentimientos y opiniones sin sentir vergüenza, pero cuando tienen que hablar cara a cara, la timidez, la ansiedad y el miedo aparecen.

Son personas que encuentran en el teléfono móvil el modo perfecto para comunicarse, ya que evitan la interacción cara a cara. Por ello, son más propensos a sufrir nomofobia, ya que el smartphone es su instrumento principal para relacionarse de forma segura.

Refugiarse en el Móvil📱 tras Acontecimientos Traumáticos

Es poco frecuente que una persona sea adicta al móvil como consecuencia de un trauma, sin embargo puede ocurrir, especialmente en los adolescentes.

La muerte de un ser querido, una mudanza, una enfermedad, un divorcio o el acoso escolar entre otros, pueden producir un gran malestar y una tristeza tan intensa, que acaban aislándose voluntariamente y se refugian en sus móviles.

Esta situación se acentúa en las personas jóvenes. El trauma puede generar la sensación de incomprensión, desconfianza, inseguridad e incluso ira, y hacer que tomen su smartphone como el escape ✈ perfecto para no tener que lidiar con la realidad. En este sentido, separarse del móvil implica abandonar su zona de confort y tener que enfrentarse con la situación traumática o con sus consecuencias.

Uso del Móvil para Trabajar

El trabajo como causa de la nomofobia también es poco frecuente, no obstante, debido al auge de empleos relacionados con el manejo de redes sociales e internet, más la conectividad inmediata que proporciona el email y la llamada, se trata de una causa importante de considerar.

Los community manager, por ejemplo, se ven forzados a estar constantemente comprobando sus móviles, debido a la exigencia de las redes sociales. La tecnología es su adicción, y el hecho de que no poder acceder al móvil por un prolongado periodo de tiempo despierta su ansiedad.

A su vez, directores, altos ejecutivos y jefes de sección, son más propensos a ser nomofóbicos, ya que a menudo su trabajo exige que estén disponibles las 24 horas del día, y el móvil les permite estar continuamente conectados ya sea comprobando su correo o 📞respondiendo a llamadas telefónicas. Su vida y su trabajo están tan íntimamente entrelazados por el uso del móvil, que para ellos es difícil descansar y separar su vida personal de su vida laboral.

Si bien el móvil puede sernos muy útil en nuestra vida cotidiana, también puede ocasionarnos ansiedad, aislamiento y dependencia. Sea cual sea la causa de tu nomofobia, no dejes que tu adicción al móvil dirija tu vida.

>> SÍNTOMAS DE LA NOMOFOBIA