Fobias > Tratamiento

【Tratamiento de las Fobias】 ▷Supera tus Miedos

La Terapia Cognitivo Conductual junto con la Realidad Virtual ha demostrado ser el tratamiento más eficaz para superar una fobia

Las fobias son un trastorno de Ansiedad que responde muy bien al tratamiento psicológico

Muchas personas sufren de alguna fobia y no se dan cuenta de ello hasta tener muy avanzada edad, o si se dan cuenta no ven necesario tratarla. Se trata de aquellos casos en los cuales el objeto fóbico es atípico y apenas afecta al día día de la persona, como el miedo a las serpientes (ofidiofobia) o el temor a las lapidas (placofobia).

En cambio, las fobias hacia objetos más cercanos como ascensores, la altura o la lluvia, generan diariamente elevados niveles de ansiedad y estrés que interfieren con la vida del paciente. Es en ese momento en que puede requerir ayuda psicológica para superar su fobia.

Diagnostico de una Fobia

En la psicología existe un principio fundamental que determina cuándo una persona debe buscar tratamiento para su trastorno, el mismo reza así:

Es recomendable buscar ayuda cuando el malestar interfiere con la vida cotidiana. Esto significa que la ayuda es necesaria cuando la molestia le impide al paciente realizar sus actividades cotidianas, ir al trabajo, reunirse con cercanos o salir de casa.

En el caso de las fobias, cuando estas producen ataques de pánico recurrentes o impiden al paciente usar el transporte público, subir a un ascensor o hablar con desconocidos entre otras actividades, se consideran lo suficientemente intensas y serias como para buscar tratamiento.

En la mayoría de los casos, el propio paciente sabe o al menos intuye que fobia padece, pero en otros casos como la agorafobia puede ocurrir que la persona no sepa exactamente que le sucede.

Un psicólogo puede diagnosticar una fobia, cual es exactamente, definir si necesitas tratamiento y en caso de que sea oportuno identificar cuál es la terapia más adecuada.

Es habitual que en la primera sesión el psicólogo realice una serie de preguntas relacionadas con la fobia:

  • ¿Cuáles son los objetos o situaciones específicas que te causan temor?
  • ¿A qué edad se manifestaron por primera vez tus miedos?
  • ¿Qué sientes y piensas cuando te encuentras cerca de ese objeto o situación?
  • ¿Cómo lo has controlado desde el momento de su aparición?
  • ¿Cómo era tu vida antes de desarrollar ese miedo?

A través de esta información, el profesional podrá catalogar tus síntomas, los cuales deben cumplir con los requerimientos del DSM-V para poder diagnosticar una fobia específica o bien otro tipo de fobia.

Los criterios diagnósticos del DSM-V más relevantes son los siguientes:

  • Miedo o ansiedad intensa e irracional por un objeto o situación especifica (lo cual aplica tanto para las fobias especificas como para la agorafobia y la fobia social, la diferencia reside en la naturaleza del estimulo que causa temor).
  • Evitanción constante de la situación que causa temor
  • La ansiedad que experimenta el paciente es desproporcional al miedo real al cual se encuentra expuesto frente al objeto fóbico.
  • Este trastorno debe ser persistente y durar como mínimo seis meses.
  • La fobia produce un deterioro de lo cotidiano, laboral y social, impidiendo actividades vitales para la persona.
  • El miedo y la ansiedad no puede ser mejor explicado por la presencia de otros trastornos.

Una vez determinado el diagnóstico, se inicia el tratamiento terapéutico, el cual puede tener diversos matices en función de las necesidades del paciente.

Terapia más Efectiva para tratar una Fobia

La TCC conjuga lo mejor de dos mundos: la Psicología Cognitiva y la Conductual. La primera orientada a la modificación de pensamientos y emociones, y la segunda hacia la inhibición o transformación de comportamientos.

La Terapia Cognitivo Conductual es especialmente efectiva en la superación de las fobias, puesto que ataca los síntomas desde la primera sesión, posee unos objetivos bien establecidos, ayuda al paciente a comprender el origen de su ansiedad y a retornar al estado previo al desarrolló del trastorno.

Esta terapia debe ser aplicada por un profesional de la psicología, el cual posee un bagaje de técnicas para el tratamiento de fobias.

1. Reestructuración Cognitiva

Este tipo de técnica resulta muy eficaz para el tratamiento de las fobias, puesto que tiene como principio cambiar los pensamientos irracionales del trastorno, por ejemplo la ideación una muerte inminente, por pensamientos positivos y más adecuados que se activen cada vez que se enfrente al estimulo que le genera ansiedad.

¿Por qué es tan efectiva esta técnica? Porque los pensamientos tienen el poder de influir sobre las emociones y la conducta, de manera que a través de su transformación, el tratamiento busca controlar los comportamientos de evitación y la ansiedad.

Este procedimiento tiene como fundamento el modelo A-B-C:

  • A. Experiencias fóbicas
  • B. Pensamientos concomitantes
  • C. Reacciones, como escape y huida

El objetivo es intervenir B (los pensamientos) para que A y C puedan cambiar

Durante las sesiones de reestructuración cognitiva, el paciente y el terapeuta conversan acerca de los síntomas, ansiedad y pensamientos que acompañan a estos fenómenos. Continuamente se buscan las explicaciones racionales para darle un sentido al miedo y transformarlo, haciéndole ver al paciente que su reacción es desproporcional a la ansiedad que siente.

2. Técnicas de Relajación

Las técnicas de relajación se usan principalmente para el manejo de la ansiedad durante ataques de pánico, con la finalidad de reducir la aceleración y los síntomas fisiológicos que produce la ansiedad y el estrés.

El objetivo es enseñar al paciente a controlar por sí mismo su activación fisiológica, sintiendo su cuerpo, relajando sus músculos, conectándose con su respiración y pensamientos.

2.1 Relajación Muscular

En este procedimiento se enseña al paciente a detectar los músculos en tensión durante los ataques de pánico, para luego concentrarse en relajarlos. Usualmente se practica con los ojos cerrados y se acompaña con técnicas de respiración.

El paciente puede utilizar diversos recursos cognitivos para intensificar o mantener la relajación. Por ejemplo, puede asociar el relajarse con una palabra o una escena, y al momento de evocar cualquiera de las dos, estimular la relajación de músculos que el temor de la fobia produce.

2.2. Técnicas de Respiración

Son útiles no solo para disminuir la ansiedad, sino también para recobrar el control sobre el propio cuerpo, ya que consiste en la focalización de la atención sobre la respiración y la postura. Es un acompañante indispensable de la técnica anterior, en tanto ayuda a relajar los músculos del torso y la espalda.

El objetivo es inhalar, expandir el diafragma y exhalar, las veces que sean necesarias para relajar el cuerpo y conseguir tranquilidad.

La Respiración Diafragmática es muy util para disminuir los síntomas de las fobias

3. Exposición Gradual Progresiva

Consiste en exponer al paciente a la situación o el objeto fóbico, con la finalidad de sensibilizarlo al estimulo, mientras que a través de la permanencia junto al mismo, podrá habituarse a su presencia y extinguir la ansiedad.

Recurrir a este tipo de terapia puede causar pánico, ya que la persona debe enfrentarse directamente a su miedo, no obstante, el terapeuta debe aclarar que la exposición es gradual y segura. Puede comenzar por el pensamiento de la situación fóbica y la visualización de los síntomas. Continuar con la presentación de alguna imagen del estimulo, y posteriormente comenzarar los acercamientos físicos.

En conjunto con estas técnicas se puede recurrir a las técnicas anteriores, de respiración y relajación muscular, de esta forma el paciente cuenta con ciertos recursos para bajar los niveles de ansiedad por sí mismo, mientras desaprende la conducta de miedo que produce el trastorno fóbico.

Uso de Realidad Virtual en el Tratamiento de fobias

El uso de la Realidad Virtual (RV) en tratamientos psicológicos, corresponde a la terapia de 3º generación y ha revolucionado algunos de los tratamientos relativos a la salud mental. Si bien la RV fue diseñada para el mundo de los videojuegos, muchos profesionales notaron el valor de esta herramienta en el tratamiento de trastornos como las fobias.

Este método se asemeja al de la Exposición Gradual, ya que el paciente se expone a su fobia de una manera controlada y personalizada, no obstante, la introducción de un ambiente virtual aumenta la confianza de la persona, percibiendo mayor seguridad y aumentando la eficacia de la terapia.

La RV le permite al psicólogo tener control sobre el grado de exposición del paciente a la fobia, mientras le dicta las instrucciones, las cuales consisten generalmente en técnicas de relajación, de afrontamiento y reestructuración cognitiva. Con este procedimiento se pueden reportar mejoras a partir de la tercera sesión.

Al igual que la terapia de exposición, la de RV comienza con estímulos sencillos hasta aproximarse a la fobia en una situación real, es decir, el terapeuta inicia sensibilizando al paciente a fotografías o videos de su fobia, continuamente utiliza la RV, y el último escalón consiste en afrontar el miedo en la realidad.

Te recomiendo el siguiente video de 4 minutos donde se puede ver una pequeña explicación sobre la aplicación de Realidad virtual en el tratamiento de fobias


En la actualidad, cada vez más psicólogos de todo el mundo incorporan Realidad Virtual al Tratamiento de Fobias combinando dicha tecnología con ténicas Cognitivo Conductuales. Esto se debe a su eficacia demostrada, la sencillez del tratamiento, y a que el uso de RV permite al psicólogo tener un control total de los estímulos fobicos.

<< SÍNTOMAS DE LAS FOBIAS
>> CLASIFICACIÓN DE LAS FOBIAS